viernes, 29 de diciembre de 2017

Dulce de hojaldre y nata

A tan solo un par de día para decir adiós a este 2017, aún me cuesta asimilar todos los acontecimientos que han sucedido este año. Risas, llantos, miedo, inseguridad, satisfacción, experiencia, vida, superación, revolución, amor infinito, principalmente estas serían las palabras con las que defino este año. Un año lleno de emoción y muchos cambios.
Los que me seguis con asiduidad, sabéis que este año ha nacido Jimena, nuestra niña,  justo los primeros indicios de su llegada sucedieron en el tanatorio, en el entierro de mi tío Andrés, quien ya llevaba muchos años luchando  como un campeón contra el dichoso cáncer que hoy día está tan presente . El día siguiente al funeral de mi tío empezaron las contracciones  y todo lo que sucede hasta hoy, meses de muchos cambios, de muchos momentos increíbles.


Las primeras semanas después de ser mamá, fueron muy duras, es cierto que el parto es duro, pero  al menos para mi no es tan malo como lo pintan, la famosa cuarenta para mí ha sido lo peor, mi cuerpo ha estado revolucionado y basicamente he tardado 6 meses en volver a ser yo. La maternidad es dura, sobre todo al principio,la inexperiencia, la falta de sueño, el cansancio, las molestias a su vez, de forma simultánea también es mágica, increíble,  sorprendente. He conocido una versión de mi que no sabía que existia, me siento colmada de amor, afortunada, feliz, no puedo pedir más. Vivo el día a día con mis dos amores, aprendiendo de lo que veo, de mis errores, de la experiencia, esto es la  vida, esta es mi vida.
Hoy, 8 meses después casi todo está medianamente controlado, la experiencia es un grado y se nota. He podido retomar el deporte que tanto necesitaba y me siento aun mejor, basicamente puedo resumir mi año en estas líneas, espero poco a poco ir retomando el ritmo  también del blog y ponerme al día con vuestras cocina. Espero con ganas este año que entra y todos los retos que nos depara, ahora, para ir tomando fuerzas os dejo una rica sencilla y dulce propuesta que  os animo a probar , se tarda poquísimo en prepararla y menos en  que ser termine. No olvidéis pasar por el grupo de facebook y gracias por estar aquí.
https://www.facebook.com/cocinaparapobres/
Ingredientes:

  • 2 placas de hojaldre
  • 350 ml de nata para montar
  • 4 cucharadas de azúcar
  • caramelo líquido
  • azúcar glass para decorar
Horneamos las láminas de hojaldre una a una, aproximadamente 20 minutos a 180 º C, deben quedar doradas. Dejamos enfriar y reservamos.
Montamos la nata a punto de nieve junto a las 4 cucharadas de azúcar, reservamos.
Cubrimos una lámina de hojaldre con la nata montada, ponemos un poco de caramelo líquido por encima y  cubrimos la otra lámina de hojaldre encima y terminamos espolvoreando azúcar glass por encima.

3 comentarios:

  1. Me encanta este postre, tiene que estar buenísimo !!!!
    besos y feliz año

    ResponderEliminar
  2. We would like to extend the best wishes from our family to yours! May the New Year bring only good things to all of you!
    Ryoma.

    ResponderEliminar
  3. Hola!! Me gusta mucho tu propuesta, sencilla y riquísima, a la hora de los postres, me tomaba ahora mismo un buen trozo con el café, jeje. Feliz año nuevo, te deseo lo mejor!! un beso!!!

    ResponderEliminar